Ante el nuevo POT los comerciantes nocturnos tuvieron que “reinventarse”.

Luego de la aprobación del polémico Nuevo POT los comerciantes han tenido que recurrir a creatividad y otras estrategias para lograr que sus clientes se adapten a los nuevos sitios que se determinaron para la ubicación de los diferentes tipos de establecimientos comerciales.

Sin duda una de las actividades comerciales que más sufrió los embates del nuevo POT es el de las actividades de rumba, bares, licoreras, discotecas y similares pues se vieron desplazados de la zona céntrica de la ciudad.

Hicimos un recorrido por la nueva “Zona de Rumba” y dialogamos con algunos de los comerciantes sobre sus “estrategias” para mantener las puertas abiertas.

gut

Guthanna Karaoke se inició como tal como un karaoke pero al ver que la gente quería salir a una “rumba completa” debieron adaptarse y convertirse en Bar, Discoteca y continuar como karaoke, sumado a esto se ha convertido en un escenario para talentos locales que hacen sus presentaciones en vivo “A la gente le gusta la música en vivo, ver al cantante, estar junto al artista, tomarse fotos y eso hace que la gente venga al bar, además le damos una plataforma a los artistas locales, junto a los nacionales” señalo Gabriel Rey, propietario de Guthana.

“Hemos logrado posicionarnos también en las redes sociales para que nuestros visitantes vean las fotos, compartan sus momentos en el bar y eso ayuda a que más gente venga a conocernos, pues la ubicación no es la mejor, pero hemos adecuado lo locales de manera que sean agradables y cómodos”

jjj

Y como lo señala Rey, los locales comerciales estaban ubicados en el centro de la ciudad, razón por la cual los comerciantes han debido realizar adaptaciones con el fin de convertir los locales comerciales de acuerdo a las necesidades del establecimiento y la comodidad de los clientes, Por ejemplo “Cantinazo Club” que recientemente abrió sus puertas es una fuerte apuesta por los seguidores de la música popular y que debió realizar su montaje logístico desde cero “Lo que teníamos proyectado requería de un diseño y unas especificaciones de manera que la gente quisiera desplazarse hasta este sector para venir a disfrutar de la música, pero no en un ambiente de bar de barrio, sino de un local al nivel de una buena rumba” aseguro Dina Perilla administradora de “Cantinazo Club” quien recordó además que son este tipo de establecimientos los que generan empleos a gente de la ciudad y además pagan sus tributos aquí, por lo cual deberían contar con más apoyo de las entidades e instituciones para promover sus establecimientos comerciales.

Related posts