Frank Carreño, único colombiano en la clasificación mundial del towerruning

0
199

El bogotano venció este sábado en el Stairs Up Acapulco y su ubicó en el top 10 de los mejores del mundo en este deporte. Este año también fue primero en Taipei 101 Up Race y octavo en el Campeonato Europeo de Towerruning. 

Frank Carreño soñaba con ser ciclista. En su natal Bogotá se destacó por su destreza en la montaña, por eso, como método de preparación física se inscribiría hace 9 años en la edición del 2005 que reúne a los mejores atletas del towerruning para escalar la Torre Colpatria.

El bogotano obtuvo resultados envidiables para cualquier profesional de esta disciplina. Dejó a un lado la bicicleta y se dedicó a este deporte. Los triunfos llegaron siete años después. Carreño es el actual bicampeón del ascenso al edificio más alto de la capital colombina.

Hoy en día Carreño es el único colombiano dentro de la clasificación mundial del towerruning. Este año fue primero en Taipei 101 Up Race, octavo en el Campeonato Europeo de Towerruning y este sábado volvió a cruzar la meta sin nadie delante de él, cuando después de 2 minutos y 38 segundos superaría los 28 pisos y 500 escalones Hotel Crowne Plaza Acapulco, México.

 

El Espectador habló con el bogotano quien tiene como meta la edición de este año del ascenso a la Torre Colpatria el próximo 8 de diciembre. Por ahora, el siguiente objetivo serán los 103 pisos y 2015 escalones de la Torre Willy en Chicago.

¿Cómo ha logrado ser el primero en dos ocasiones consecutivas escalando la Torre Colpatria?

Nos preparamos bien para retener el título que obtuvimos por primera vez en la edición pasada. Logramos derrotar a grandes corredores de Colombia como Juan Pablo Rangel y Nicolás Herrera. Desde ya nos estamos mentalizando para la de este año y poder llegar primeros por tercera vez consecutiva.

¿Qué experiencia le quedó del Campeonato Europeo de Towerruning?

Fue muy complicado porque eran tres competencias en tres días seguidos. Las torres de Viena, Republica Checa y Eslovaquia, donde se compitieron, tenían unas escalaras con un diseño muy difícil. De la sumatoria de todo esto logramos la octava posición.

¿Cómo se prepara para estas pruebas?

Ya a este tipo de competencias están empezando a implementar diseños de escalaras diferentes. Por ejemplo en la edición pasada del towerruning eran edificios que son restaurantes con una estructura tipo antena, en donde el espacio de la parte superior se hace cada vez más reducido. Las escaleras son metálicas y circulares. Estas se diferencian de las torres convencionales, las cuales presentan más espacio y los apoyos que tienen en las barandas facilitan el ritmo de carrera.

¿Todas las competencias suman para la clasificación mundial?

Sí, todas las competencias del circuito tour a las que asistimos tienen un nivel de puntuación de acuerdo a su dificultad. Estando dentro de los 10 primeros significa estar a la par de los mejores del mundo que tienen varias competencias más que uno.
Por ejemplo la torre Colpatria está dentro de un grupo del Grand Prix, esto quiere decir que por su grado de dificultad los puntos que entregan su mayores que otro tipo de competencias. Esto lo catalogan por la altura de la ciudad, el número de pisos y por los tiempos.

¿Cómo fue la consagración del Taipei 101 Up Race?

Fue muy difícil sobre todo por el viaje tan extenuante hasta allá. Llegamos y no pudimos hacer el reconocimiento de las escaleras, la cultura y la comida era diferente a la que estamos acostumbrados. Eran muchos puntos en contra que teníamos. Pero tuve la fortuna que el día de la competencia amanecí muy bien y el cuerpo me respondió perfectamente.

¿Qué significó la victoria que consiguió en la Carrera Stairs Up Hotel Crowne Plaza?

Fue una prueba bastante rápida, bastante exigente. Ha sido un año increíble, ya sumó cinco pruebas del circuito mundial, he logrado ingresar al top 10 y esto me llena de mucha más energía para encarar el principal reto del año, la Torre Colpatria.

¿Dónde entrena?

Tengo una autorización para entrenar en la Torre Colpatria. También voy a los cerros orientales y cerca de mi casa en el barrio Santa Inés, arriba del 20 de julio, hay varias escaleras largas donde puedo realizar todos los trabajos de repeticiones, fuerza y velocidad.

¿Cómo comenzó en este deporte?

Yo inicie siendo ciclista. Ya estaba incursionando en el ámbito profesional y me preparaba asistiendo a las ediciones para escalar la Torre Colpatria. La primera vez fue en el 2005. Mi terreno favorito era el ascenso por lo que me empecé a desenvolver de buena manera las veces que subía al edificio, por lo que poco a poco fui mejorando la técnica.

Me di cuenta que los tiempos eran muy similares a los atletas, por lo que el siguiente paso fue prepararme e incursionar en el atletismo. Así fui mejorando y edición tras edición eso se ve reflejado.

¿A qué edad empezó en el ciclismo? ¿Todavía lo practica?

Inicie un poco tarde: a los 18 años. Ya lo deje a un lado porque el ciclismo exige un poco más de tiempo y de preparación. Sería bueno combinar las dos disciplinas pero es muy difícil lograrlo.

¿Cuál es el apoyo que recibe usted para practicar este deporte?

En este momento el único apoyo es el del Banco Colpatria. Ellos han estado siempre ahí. Me brindan la oportunidad de viajar y representar al país en cada una de las competencias. Eso sí, con otro apoyo seguramente estaríamos en un escalón más alto en el ranking mundial, porque de esta manera podríamos asistir a más competencias y así sumar más puntos.

Tomado de: elespectador.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here