Prohibir coleo acabaría con una cultura: gobernador de Casanare

Una defensa acérrima del coleo hizo el gobernador del Casanare, Alirio Barrera, durante la cumbre de gobernadores que se llevó a cabo este fin de semana en Cali.

Como se sabe, la Corte Constitucional estudia dos demandas contra el artículo 7 de la Ley 84 de 1989 que exceptúa de la penalización por maltrato animal al rejoneo, el coleo, las corridas de toros, las novilladas, las corralejas, las becerradas y las tientas, así como las riñas de gallos y los procedimientos utilizados en estos espectáculos.

En la Ley 1774 de 2016 sobre protección animal, expedida el año pasado,  dicha excepción se mantuvo, según se determinó en el parágrafo 3 de dicha norma.

El mandatario seccional expresó que de llegarse a prohibir esta práctica cultural afectaría a una gran cantidad de familias y a todo un departamento entero.

“El coleo es la representación de una raza, de la raza llanera. Es el llano hecho deporte. El coleo nació en los llanos orientales, nació en el departamento del Casanare, es algo que es autóctono, es raizal de nuestro departamento”, dijo.

Para Barrera, “en el momento de tratar de llegar a acabar con un deporte como este, es como tratar de acabar con una cultura, con una idiosincrasia, con un territorio, que se ha forjado durante muchos años, tratando de sobresalir y darse a conocer”.

“Hoy cuando el Casanare y el llano son conocidos a nivel nacional e internacional, lo que debemos es impulsar todo esto que promueve la cultura, el turismo y la biodiversidad”, sostuvo el gobernador Barrera.

Añadió el mandatario seccional que de llegarse a prohibir el departamento tendría una gran pérdida, “porque el coleo maneja cifras importantes. Hay eventos en los municipios, donde cerca de 250.200 deportistas están participando, donde mueven gran parte de la economía del Casanare, tanto en el sector ganadero, como en el sector pecuario, como en el tema de las veterinarias, los dueños de los caballos, los que hacen los eventos, las pesebreras”.

Indicó el gobernador que “hay pueblos que se mueven con esa economía cuando hay estos eventos de coleo. Únicamente y de verdad que pedimos mucha mesura al tomar determinaciones porque es una raza la que está en juego, es una idiosincrasia la que está en peligro, y no podemos permitir que toque estos arraigos culturales”.

“Lo de nosotros es una cultura, es nacida en nuestro departamento, es nacida en el llano. También se practica en muchos países: lo practica Colombia, Venezuela, México, Estados Unidos, Panamá, Costa Rica y muchos otros países que ya hacen parte de este deporte”, informó.

Barrera señaló que con el coleo se genera mucho empleo. Según la cifra dada a conocer por el gobernador, serían más de dos mil empleos, “unos directos y otros indirectos. Hay mucho evento. Cada ocho días hay tres o cuatro eventos. Y el maltrato que se le da al toro es mínimo, porque la pista es con 20 centímetros de arena, donde la faena de un toro dura medio minuto y cuando dura demasiado tres o cuatro minutos, pero es un terreno donde el toro gira y queda en óptimas condiciones”.

El gobernador Barrera precisó que en el coleo no existe muerte del toro y que el objetivo es que el toro quede limpio y sano, “no se permite que se golpee, que se dé fuete, y esa es una regla que hay en el coleo”.

Se espera fallo

Según trascendió, la ponencia del magistrado Alejandro Linares, que no acaba con la actividad taurina en el país, tendría el apoyo hasta el momento de cuatro de sus colegas, mientras que los otros cinco magistrados estarían a favor de restringir de manera definitiva la fiesta brava.

Sin embargo no se descarta que los magistrados de la Corte Constitucional tomen una decisión intermedia, mediante la cual se sigan permitiendo las corridas de toros, pero limitando el sufrimiento del animal y proscribiendo su muerte, modalidad que es conocida como “toreo a la portuguesa”.

Otras fuentes del alto tribunal han indicado que la postura de los magistrados todavía no es definitiva y que podría cambiar una vez todos terminen de sentar sus respectivas posiciones y se determine cuál es la ponencia mayoritaria, qué cambios deben introducírsele y, sobre todo, si esta actividad considera por la misma jurisprudencia constitucional como tradicional y artística en el devenir colombiano, sigue manteniendo esa misma característica.

Related posts