Image default
Home » Opinión » ¿En legítima defensa?
Noticias Opinión

¿En legítima defensa?

El ciudadano común de profesión médico, que causó la muerte de los tres presuntos delincuentes mientras estos últimos según las primeras investigaciones adelantadas en la indagación de la Fiscalía al parecer pretendían hacerle el paseo millonario.

Quien a propósito en los últimos días está padeciendo de afectaciones psicológicas debido a los diversos señalamientos, por un lado, tildándolo de asesino cruel, por otro siendo objeto de burlas como se ha observado en los memes de las redes sociales que incluso lo han llamado superhéroe.

Lo cierto es que en este momento se encuentra envuelto en un proceso penal donde se le endilga la comisión de la conducta establecida en el artículo 103 de la ley 599 del 2000, quien debido a su trasegar profesional se vio obligado a portar un arma obviamente con los permisos respectivos, quien al verse asechado por supuestos agresores y como última opción accionó, causando la muerte a tres personas.

Se ha puesto a disposición del ente investigador para que evalúe la conducta desplegada por el profesional de la medicina, la cual se encuentra tipificada en nuestra legislación como castigable, sin embargo, la misma normativa también hace alusión en su artículo 32 a unas causales de exoneración de la responsabilidad, entre la que encontramos la muy nombrada en esta época como legítima defensa.

Que no es otra cosa, sino cumplir con unas condiciones específicas al momento de la ocurrencia de los hechos o en la comisión de la conducta la que atendiendo la circunstancia legítima se actúa. Ahora bien, las particularidades que rodearon la muerte de estas tres personas, hace inferir que puede prosperar la legítima defensa en favor del hasta ahora indiciado.

Sin embargo, no puede generalizarse y a raíz de esto, ahora todas las personas se van a dedicar a acabar con vidas de otros por el solo hecho de pensar que van hacer atacadas o robadas, tengamos en cuenta que el investigado se encuentra vinculado a un proceso y que todos los casos no son iguales.

Que lo mejor es evitar situaciones que pongan en riesgo la integridad. Se puede concluir en todo esto una problemática social donde convergen diversos aspectos. 1) falta de oportunidades laborales, educación y buenos hábitos que desembocan en inseguridad y delincuencia. 2) vacíos jurídicos que envuelven a ciudadanos correctos en asuntos que pueden colocar en riesgo incluso la libertad. La muerte de un ser humano no puede ser motivo de alegría.

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más