Image default
Home » Comunidad » Jóvenes Casanareños becados para estudiar en cuba, ejemplo de Superación. Conozca a Valentina Sampayo
Comunidad

Jóvenes Casanareños becados para estudiar en cuba, ejemplo de Superación. Conozca a Valentina Sampayo

Una tercera persona se suma al grupo de casanareños que han resultado beneficiados por las becas otorgadas por el gobierno cubano para estudiar ciencias médicas en la Escuela Latinoamericana de Medicina.  Se trata de Valentina Sampayo Mora, una joven de Sácama que encontró en esta, la oportunidad de crecer profesionalmente y devolver a su familia algo de lo que ellos le han dado a lo largo de la vida. A sus 20 años, sueña con el momento en que pise las aulas de clases y vivir la experiencia de formarse en una de las más prestigiosas escuelas de medicina de Latinoamérica; sin embargo, el sueño toma un tono gris cuando volvemos los ojos a la realidad de cada uno de los jóvenes que han accedido al programa de becas: La situación económica de las familias. Son familias de escasos recursos que se levantan cada mañana entregando ese 100% de lo posible en sus esfuerzos para llevar el pan a sus casas. Han sido víctimas del conflicto armado en Colombia desde varios ángulos.  De alguna manera, han sido tocados por las extensas tenazas de ese conflicto interno que ha enlutado al país por medio siglo y que vio en los acuerdos de paz, una oportunidad para reivindicar sus derechos y recibir aquello que la guerra alguna vez les arrebató.

El caso de valentina Sampayo no dista del caso de Fabián Robles y menos, el de Ángel Mauricio Alvarado de quienes hemos hablado en publicaciones anteriores. Son jóvenes campesinos que buscan en esta ocasión, abrir esa ventana de oportunidades para crecer y ver realizado sus sueños de la infancia, de hacerse cargo de sus familias y como dice la canción: “Porque mi viejita ya está cansada de trabajar por mi hermano y por mí”.  Con pena en el alma, pero con la frente en alto y los ojos llenos de ilusión, comentan sus casos esperando que algún corazón altruista les ayude a “patrocinar” sus esfuerzos solventando algunas de sus necesidades básicas como: útiles de aseo personal, computador o útiles de estudio, gastos de viaje, etc.

Cuando Valentina comenta su historia y habla de la oportunidad que representa esta beca, es inevitable ver en sus ojos el brillo de la ilusión, el reflejo de la esperanza y desde luego, las ganas de salir a comerse el mundo mordida a mordida.

Ella no olvida cómo llegó a hacer parte de ese proceso y agradece a quienes hacen posible que esta oportunidad. “Agradecimientos a la embajada cubana por tan grandiosa oportunidad, a los acuerdos de paz firmados en La Habana por nuestro país, la cual entrelaza estas brechas de posibilidades de estudio a jóvenes colombianos que como yo hemos sufrido el conflicto interno.

Sin duda alguna es un proceso en el cual nosotros como beneficiarios debemos costear nuestros gastos de pasaporte, tiquete aéreo de Bogotá a La Habana, vacunas, carnet internacional, viaje de nuestra región a la capital colombiana para emprender el viaje y demás trámites requeridos para cumplir con los requisitos establecidos para así lograr viajar sin problema alguno”. Manifiesta Valentina Sampayo. 

Ella sabe que debe invitar a la mayor cantidad de personas y entidades para que haya esta misma oportunidad para otros jóvenes que también han sido víctimas del conflicto y que el Estado colombiano ha dejado en el olvido. “Quiero extender una invitación a los entes territoriales como departamentales y municipales para que extiendan todo el apoyo y la posibilidad de colaborar con recursos económicos los cuales faciliten que podamos cumplir con el objetivo en dicho país. De igual manera a nuestros representantes políticos para que aporten un granito de arena a esta noble causa en pro de apuntarle a la educación un punto a favor, y en general a la sociedad para que nos apoyen en este arduo proceso a seguir, ya que como ya lo he expresado anteriormente trae inmersos gastos que debemos costear por si solos”.

Reconoce que es un esfuerzo personal y familiar conseguir los recursos y comenta cada detalle que aumenta el nivel de dificultad, sin que ello sea causa de desistimiento. Non pasa por su pensamiento esa posibilidad, pero sabe que tiene un sinnúmero de retos por delante. “De igual manera expresar que en Cuba se maneja otra moneda lo cual al hacer intercambio de la nuestra (peso colombiano) no es mucho el valor que se retribuye ya que debe hacerse cambio de moneda a dólares, por ende hago énfasis respecto de que como beneficiarios también debemos costear nuestros utensilios personales y de aseo, motivo por el cual es de gran utilidad llevar hacía Cuba estos útiles para tener la certeza de lograr sobrevivir en condiciones dignas y favorables mientras se nos presenta quizás la oportunidad de volver a nuestro país nuevamente”.

Valentina tiene coraje de sobra para motivar a más personas, dice que quiere devolver al país, al departamento y a toda la región, algo de lo que le ha dado a pesar de las dificultades dice que lo primordial es “cumplir nuestro objetivo principal, dejar una huella la cual refleje orgullo, dejando a un lado quizás los malos momentos que se han vivido, porque es hora de cambiar nuestra historia, de empezar a construir otros escenarios diferentes a la guerra, de la cual saquemos provecho alguno para un bienestar armónico”.

Cada palabra de valentina está llena de gratitud y motivación y quiere ser ejemplo para los demás. “Quiero decirle a mi país, mi departamento y sobre todo a mi municipio que cuando se quiere se puede, pues hoy soy un ejemplo claro de que los sueños se hacen realidad cuando tenemos claro a donde queremos llegar, por eso para mí es gratificante contar hoy mi historia hasta el momento, pero que espero que sean muchas más las que se cuenten y se tengan en cuenta, que jamás se dejen en el olvido porque noticias como estas son las que motivan, esperanza, contribuyen, aportan a pensar que todo es posible. Gracias a Dios primeramente y a todos los que hacen de mi sueño hoy una realidad”.

 

¿Quién es Valentina Sampayo Mora? 

provengo de una familia muy humilde, padres separados desde hace más de 10 años, pero aun así la vida me ha premiado con padres muy guerreros que me ha sacado junto con mis demás hermanos adelante con lo necesario y quizás suficientes para vivir una vida cómoda pues son quienes me han permitido llegar hasta donde estoy en estos momentos, pues me han brindado su apoyo incondicional en todas las etapas de mi vida como mi niñez, mi infancia, mi juventud y en general mi corta vida la cual han sido mis 20 años.

¿Cómo ha afectado en su desarrollo personal la separación de sus padres?

El ser una familia con padres separados ha dificultado un poco más la economía en casa, pues los últimos años he vivido en casa de mi madre con mis demás hermanos maternos, lo cual refleja que mi madre sea quién responda por todos los gastos habidos en la casa. Del mismo modo tener que trabajar todos los días de su vida para llevar un sustento a casa y suplir cada necesidad presente en nuestras vidas, pues mi padre en sus últimos años se le ha dificultado darnos un apoyo económico pese a que no cuenta con un trabajo estable y por su edad, le es más complicado conseguir un empleo.

Con todas las dificultades, nos ha dado una crianza junto a mi madre de valores, principios y consejos para saber hoy en día enfrentarnos a este enorme mundo lleno de muchas veces adversidades y batallas por sobrellevar.

¿Cuál ha sido su sueño de Infancia? 

Mis sueños de infancia siempre fue ser quizás alguien que sobresaliera en todo, que mis padres, hermanos, demás familiares y aquellas personas que me rodearan vislumbraran que me convertiría en alguien como dicen “grande”, siempre sobresalí en el estudio, deportes, carácter, personalidad y demás, pues a pesar de haberme criado en un pueblo tan pequeño como lo es Sácama, Casanare, aprendí a destacarme en las relaciones interpersonales y las cualidades anteriormente señaladas.  Soñé con ser una modelo, me presenté a academias y demás, al punto de llegar a tener el apoyo de una persona muy significante en mi vida: mi padrino de Primera Comunión, pero por circunstancias de la vida se derrumbó mi sueño por completo que hasta el día de hoy no lo he cumplido, luego de eso terminé mi bachillerato en Casanare y todo cambió; pude ver lo que esa carrera puede llegar a ser en realidad, así que busqué otras alternativas de estudio.

¿Cuál es la enseñanza que le deja la dura vida que ha enfrentado?

Considero que a pesar de todas las dificultades por las que he pasado, y muchas de ellas con mi familia, hemos sabido sobrellevar las situaciones difíciles que nos ha presentado la vida al punto de decir que al día de hoy son tantas las bendiciones y felicidades, que celebramos todos en unión que hacen olvidar aquellos tiempos de desvanecimiento que en el camino vivimos, pues mi madre tiene un empleo estable, mis hermanos al igual que yo, hemos tenido oportunidades de estudio que hemos sabido aprovechar al máximo para darle la satisfacción y agradecimientos a mi madre por ser esa madre guerrera, incansable, luchadora por sacar adelante a sus hijos a pesar de las dificultades que se le han podido presentar.

¿Cómo crece Sácama tras los acuerdos de La Habana?

Pues para nadie es un secreto que mi pueblo se ha visto inmerso en un conflicto interno muy fuerte y que hemos sido muy olvidados por el gobierno nacional, pero con todo eso, mi pueblo ha tomado nuevos rumbos que han facilitado que nosotros sus habitantes logremos cumplir los sueños proyectados.

Tanto Valentina como Fabián y Ángel Mauricio, están dispuestos a recibir ayudas representadas en especie o aportes en dinero que son vitales para cualquier joven que viaja fuera del país buscando una salida para mejorar su calidad de vida.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más