Image default
Home » Las Mañanas De Violeta » No me digan afrodescendiente, yo soy negra.
Las Mañanas De Violeta

No me digan afrodescendiente, yo soy negra.

Leonor González Mina, reconocida en el mundo entero como La Negra Grande de Colombia inició su vida artística cuando ingresó al Ballet de Delia Zapata muy joven cuando decidió irse de su casa en el corregimiento de Robles municipio de Jamundí del Valle del Cauca.

Con este ballet recorrió el mundo dando a conocer el folclor colombiano, tiempo después se casó y tuvo dos hijos, su carrera musical siguió muy activa hasta el punto de incursionar en el mundo de la televisión y el cine, siendo dirigida por Bernardo Bertolucci.

Hizo un paso por la política en donde logró ser representante a la cámara por Bogotá a través del partido liberal colombiano aunque expresa que fue muy triste porque no logró hacer lo que ella esperaba.

Hoy permanece retirada de los escenarios musicales pero sigue vinculada al mundo artístico siendo profesora de canto.

A las mañanas de violeta le contó que en el momento de la separación con su esposo decidió botar la cama y un amigo suyo la recogió y la puso como trofeo en su oficina con un letrero que decía “Aquí tiró y engendró sus hijos la Negra Grande de Colombia”

La Negra como le gusta a Leonor que la llamen, pues no se siente cómoda cuando le dicen afrodescendiente, aprovechó para expresarnos su gusto por la música llanera y cantó un aparte de Carmentea. Con gran nostalgia interpretó su famoso éxito Buenaventura.

La cordialidad que caracteriza a esta mujer icono de la música colombiana es inigualable, finalmente envió un saludo a todos los de su amada raza negra  que habitan el Casanare manifestando su deseo de poder regresar al llano.

 

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más