Home » Opinión » Ética pelética
Opinión

Ética pelética

Pampletica ,Peluda y plampuda, reza el trabalenguas y éxito bailable de antaño . Contrario a lo que piensan muchos, para mí los Colombianos lo que tenemos es mala fama de ser intolerantes. Lo que somos es disfuncionales respecto de la tolerancia. Somos intolerantes frente a cosas baladíes y muy tolerantes frente a las de importancia. Y para completar pensamos que legal es sinónimo de ético.

Estamos dispuestos hasta matar fanáticos ,  del equipo de fútbol contrario, porque el nuestro perdió. Ya no se sabe si somos seguidores del equipo en el que caprichosamente nos matriculamos o de la avaricia de pelotera. En cambio, nuestro nivel de tolerancia frente al saqueo del tesoro público por parte de funcionarios como ministros, gobernadores, alcaldes, gerentes o directores de establecimientos públicos,  es muy alto. Diariamente soportamos conductas que pueden ser legales pero antiéticas. Son dos cosas distintas en ámbitos diferentes. Ahí es donde está parte del tumbe; la ética regula aspectos internos de creencias , la ley aspectos externos de una conducta. Ejemplo : la eutanasia puede llegar a ser legal, pero,  para muchos es antiética, se pueden justificar así, conductas que para otros son moralmente reprochables.

Muchos yuppies perfumados y de camisa blanca, nos confunden con esto y nos dan sopa y seco, escondidos en la presunción de inocencia. Disfrutan de fortunas mal habidas, sabiendo que la justicia no funcionará en la mayoría de los casos, y que abogados supuestamente prestantes como Cancino, los defenderán y se vanagloriaran porque al colega Cadena lo dejaron libre, no por inocente , sino por vencimiento de términos.

Quizás una causa por la que no hemos aprendido a lidiar con la tolerancia de manera constructiva,  es que desfogamos nuestras frustraciones frente al sistema económico y político que nos rige,  siendo intolerantes . La élite nos ha estado embobando, para esconder su total falta de ética,  que por supuesto nada tiene de ilegal. Parte de ella, tiene cuentas en paraísos fiscales o tributan cero , mientras que andan pidiendo a los demás,  que hagamos sacrificios tributarios,  como el Director actual de la DIAN .

En el caso de los Congresistas la cosa es a otro nivel, hemos más que tolerado sus conductas. Casi que en su totalidad es un clepto – congreso . La mermelada para ellos no puede ser la de1.

Denunciar, poco o nada sirve, porque la impunidad es muchísima. La fiscalía,  el CTI no son eficientes en producir los resultados esperados. Sus funcionarios se amparan en el exceso de trabajo y la falta de recursos. Igual sucede con los órganos de control. Eso sin hablar de los carteles de la toga.  Completando el cuadro para los pocos condenados,  no hay cárcel pá tanta gente.

Pongamos ejemplos más simples de este jueguito. Que ponemos toda la maquinaria al servicio del cuñado, rompiendo toda clase de barreras , para mantenernos en el poder, eso nada tiene de ilegal . Que como Directora le damos CPS u OPS que llamaban,  a la compañera de vida,  para que sea nuestra asesora y ver como se lucía , eso no es ilegal. Que volvemos urbano, lo que en la práctica sigue siendo rural incluidas zonas francas, eso nada tiene de ilegal. Que hacemos una carretera , permitimos al concesionario peajes,  menos de 70 kilómetros entre uno y otro y la Nación se hace cargo de los puntos críticos, eso no es ilegal. Que con bombos y platillos inauguramos una carretera que inciertamente se va construir a futuro con cuenta gotas, eso no es ilegal. Que desfalcamos una entidad, nos insolventamos ,  nos separamos de bienes y de cuerpos en el papel , pasamos una temporadita en la cárcel y recibiendo la visita conyugal de la ex y otras y haciendo negocios. Eso nada tiene de ilegal. Que estamos inhabilitados para contratar , tenemos la casa por cárcel , ponemos a los ex socios para seguir contratando en cuerpo ajeno,  saltándonos todas las tapias morales.  Eso no es ilegal. Es verdad que decir mentiras nada tiene de ilegal.

Nos toca,  en vez de ser intolerantes otros cuatro años saber votar bien, en las próximas elecciones. Fui intolerante conmigo mismo, sentí rabia y tiré el periódico contra la pared , donde leí como frase del día, la siguiente: “La moral es para que la guarden y sufran los pueblos, mientras las élites la burlan”. Ética patética .

MIGUEL ALFONSO PEREZ FIGUEREDO

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más