Home » Opinión » Reflexiones sobre campo y ciudad – I
Actualidad Noticias Opinión

Reflexiones sobre campo y ciudad – I

Con frecuencia nos cuestionamos sobre las decisiones y determinaciones de nuestros mandatarios una vez que se han ejecutado las acciones determinaciones o intervenciones sobre el territorio o la ciudad. Se viene la protesta en las redes y medios de comunicación ya sobre la acción de la queja o de la indolencia del correspondiente contrato al ejecutar acciones que afectan uno varios intereses de la comunidad gremio o vecindario especifico.

Se ejecutó el proyecto…Si se ejecutó conforme a los términos hoy definidos como requisitos de ruta de tramite en los procedimientos instituidos para la contratación.

¿En qué fallamos como administradores públicos y determinadores de las acciones que se ejecutan? algunas veces en el propio periodo de gobierno o con posterioridad en el periodo de otro … si bien la administración es una sola…

Desafortunadas acciones donde se ha dejado de lado la participación de la comunidad, de los gremios, de ciudadanos con tradición y conocimiento sobre asuntos específicos de la ciudad quienes son los usuarios cotidianos de la ciudad, del servicio quienes por su habitualidad conocen el comportamiento de los asuntos urbanos de la movilidad, del medio ambiente, de las vías, del transporte, de las rutas, horarios, de la calidad y disposición de los servicios públicos y aun de asuntos que los hemos convertido en asunto de especialistas como es el caso del ordenamiento territorial.

Hoy algunas entidades del territorio contratan con consultores externos y bajo compromisos de agenda política, que apenas si reconocen a Yopal en un mapa de Colombia. Consultores y contratistas que trabajan bajo términos de referencia en varios de los casos ajustados a la medida del consultor y no a la medida de los problemas de la ciudad y de sus condiciones o requerimientos a mediano y largo plazo.

Que pertinente generar apropiación del proceso de planeación en la comunidad, en los gremios, en los diferentes ordenes institucionales a través de a planeación participativa, no solo firmando unas hojas de asistencia a tediosos eventos de presentación de la hoja de vida del consultor o de sus compromisos como alcance de la consultoría o beneficios del proyecto.  

La Planeación Participativa adecuadamente enfocada  genera una apropiación de las determinación del proceso, la comunidad asume como propias las determinaciones en términos de lo planificado y se convierte en un actor consciente y participante en el desarrollo de las determinaciones concertadas lo que está por encima de asuntos partidistas o políticos y que ayudan por una parte a llevar el conocimiento y los conceptos a la comunidad sin profundidades técnicas ni tecnicismos y por otra a que “ellos” se conviertan en los promotores de la continuidad o implementación de lo planificado superando el periodos de gobierno y haciendo de la planeación un lugar de encuentro de los programas políticos en época preelectoral.

Asuntos como el PIMUR, la tala de los árboles sobre la avenida marginal, las intersecciones de la proyectada doble calzada sobre el acceso a la ciudad, la posible variante y su trazado, el ajuste al POT de Yopal entre otros asuntos, amerita socializaciones y consolidación de escenarios de participación efectiva donde el actor principal conforme a los asuntos citados, es la Alcaldía de Yopal como tutora del territorio, dueña de las determinaciones, quien dispone que se hace, o no en su jurisdicción territorial. Hoy asuntos de gran impacto para Yopal y su ciudadanía se determinan en Villavicencio, Bucaramanga, Cali, Medellín y Bogotá principalmente despreciando la participación regional o local en trascendentales asuntos determinantes en el porvenir armonioso del desarrollo del territorio y sus comunidades.   

Ojalá se recuperan acciones abiertas, gremiales, de asociaciones o de sector y de mismas instituciones que como en el primer PBOT de Yopal logro reunir los diversos actores donde el mismo Concejo municipal genero los escenarios para la amplia participación de veredas y corregimientos de la época, así como de los barrios en el propósito de la conformación de las comunas reconocidas como nuevas unidades del territorio a partir de la Ley 388.

Que importante recuperar estas estancias de participación ciudadana que permitan reitero dejar capacidad instalada en quienes tienen a su cargo la aplicación de los instrumentos de planeación y así mismo generar en la comunidad un espíritu de salvaguarda, conciencia y mayor responsabilidad como ciudadanos ante las determinaciones asumidas en comunidad y adoptadas por las instituciones.                      

 Reflexiones sobre campo y ciudad.      

Arq. Ferney Barreto.

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más