Image default
Home » Norte De Casanare » Por falta de apoyo muere el Festival del Trompo y la Zaranda en Paz de Ariporo
Norte De Casanare

Por falta de apoyo muere el Festival del Trompo y la Zaranda en Paz de Ariporo

Una de las atracciones para los turistas en Semana Santa en el norte de Casanare, era ir hasta el centro poblado de Montañas del Totumo donde propios y forasteros se daban cita en los días santos para revivir las tradiciones llaneras a través de actividades lúdicas y concursos en los que se tenía en cuenta hasta el más mínimo detalle de las verdaderas tradiciones llaneras para enseñar a las nuevas generaciones cómo se vivía en otros tiempos cuando no existían celulares y no se conocía nada de tecnología.

Se podía disfrutar de juegos como: trompo, zaranda, cerbatana, argolla, lazo y toro mecánico acompañaban a los juegos de mesa y los tradicionales mararabes junto con el bolo criollo.  Otras actividades representativas eran los talleres de elaboración de trompos y zarandas, el velorio de santos y otras en las que todos los asistentes podían participar.

Esta serie de “rituales” autóctonos ya no se realizarán, por lo menos este año. Resulta que la Fundación Trompo y Zaranda que lidera el licenciado Alberto Montoya, no recibió apoyo del Ministerio de Cultura, ni de la Gobernación ni de la administración municipal de Paz de Ariporo.  Al parecer en Mincultura cambiaron la modalidad de apoyo y esta vez no le alcanzó el puntaje para recibir el aporte que ya había recibido en los años anteriores.  Mientras la Gobernación de Casanare aún no se ha prununciado y la administración municipal ni siquiera firmó una certificación de existencia del festival, según comenta el profe Montoya.

Dadas las circunstancias, no hay recursos para realizar el festival.  Desde hace ya 10 años que el festival se viene realizando y solo se necesitan alrededor de 8 millones de pesos para su realización.  Ahora, el licenciado y su fundación se encuentran a la espera de encontrar a alguien que desee patrocinar el evento para no dejarlo morir como mueren las tradiciones de los llaneros que encuentran en estos espacios el aliciente para dar un respiro más y sobrevivir por lo menos, una temporada más.

Licenciado Alberto Montoya, Fundación Trompo y Zaranda

 

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más