Home » Norte De Casanare » Un comedor comunitario que se niega a morir por el covid 19
Norte De Casanare

Un comedor comunitario que se niega a morir por el covid 19

Toribio de Dios ha estado al frente del Comedor Comunitario El Criollito que, en tiempos antes de la pandemia, se dedicaba a alimentar a niños de escasos recursos y adultos mayores.  Cuando se decretó la situación de pandemia por Covid-9, como todos, se vio obligado a cerrar y durante ese tiempo ha sido víctima de los ladrones que le robaron sus dos bicicletas; aquellas que usaba para desplazarse a conseguir donaciones con las que preparaba los alimentos para sus comensales.

Después del robo recibió la caridad, esta vez a su favor pues alguien de buen corazón le regaló una bicicleta y por información de la comunidad, rescató la otra.

En medio de las necesidades, las cifras de fallecimientos van en aumento, pero lo que no muere es su deseo incansable de servir y alimentar a más personas. No puede abrir su comedor aún, pero ha recibido donaciones con las que ha llegado a más personas.

En las últimas horas recibió 376 piñas en calidad de donación de una persona que pidió la reserva de su nombre.  Esta donación inmediatamente fue coordinada para entregarlas a las comunidades de los barrios con más necesidades en el municipio de Paz de Ariporo.

Así, sobre un triciclo carguero inició la maratónica jornada recibiendo como recompensa una sonrisa de aquellas personas que han podido recibir parte de esta donación.

Escuche la historia en el siguiente audio.

Publicaciones Relacionadas

Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más